miércoles

Vestirse para vender

Disney ha comprado Lucas Film. Parece que ha sido una buena venta (40500 M$). Si hubiésemos sido nosotros los que cerrábamos la operación nos hubiéramos vestido de grana y oro. Es la costumbre.

Sin embargo, en la foto tenemos a dos tipos vestidos “de trapillo”. Vemos incluso a G. Lucas mucho más cómodo con esa ropa que a Bob Iger. ¿Por qué no llevarán corbata? ¿Quién ha vendido a quién?

Cada mercado tiene su protocolo. Incluso cada cliente. Los vendedores tienen la obligación de formar parte de ese paisaje. Sus clientes deben sentirlos cercanos, conocedores de su mundo y de todo lo relacionado con él. Si surgen las dudas, intentar causar el menor impacto. Como Bob Iger, con su neutro "look".

No es de recibo llegar a un edificio en construcción con aspecto de inspector de Trabajo. Ni a un centro de salud con tocado “afro”. Si quieres vender mimetízate con tus clientes, piensa como ellos, usa su vocabulario, viste parecido, frecuenta su entorno, estudia su red de contactos. ¡Y quítate las gafas de sol!

No, la vestimenta no es lo más importante, pero ayuda mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario