lunes

Uso del móvil en presencia de un cliente

No uses el móvil cuando estés con un cliente salvo para:
      • resolver una duda que no hayas podido satisfacer.
      • responder a una llamada importante y sólo si lo has avisado previamente.
El resto del tiempo debe estar en silencio y sin vibración.

Si no puedes evitar apagarlo o dejarlo sin sonido, busca una excusa para salir al baño o pacta un receso para atender esas llamadas que no puedan ser aplazadas.

Pero créelo, no existe urgencia laboral alguna que no pueda esperar 30 minutos más. No seas descortés, respeta a tu cliente.

Un truco: si al comienzo de la reunión le haces ver que has dejado en silencio el móvil, posiblemente haga lo mismo o le cueste más responder a las llamadas. En cualquier caso, este gesto enfatizará lo importante que es la cita para ti y seguro que obtienes alguna ventaja.

(Autor foto: Alvimann en Morguefile)

No hay comentarios:

Publicar un comentario