jueves

Pareto está de moda

Parece que la gente se ha puesto de acuerdo en usarlo para cualquier tema. Es la "moda Pareto", la herramienta más utilizada por los manipuladores, para darle un empaque científico a sus falsa teorías.

Que si el 20% de los clientes facturan el 80%, que si el 20% de los trabajadores sacan adelante el 80% de la actividad … Alguno hay que defiende que el 20% de nuestro esfuerzo se dedica a resolver el 80% de las tareas, por lo que podremos reducir el número de horas trabajadas con un poco de productividad personal. Falsa la primera parte, perogrullada la segunda. Pareto debe estar pegando saltos en su tumba.

Hombre, allá tú. Si de verdad quieres poner la mayor parte de tu negocio en manos de un quinto de tus clientes, procura al menos que sean buenos pagadores. No vaya a ser que des un tropezón y lo tengas que lamentar. ¿No crees? Y malo sería también que menos de la mitad de tus vendedores te resolvieran el cupo de ventas. No sería sensato.

El diagrama de Pareto se usa rematadamente mal. Por mucho que otros lo adoren, es un concepto estadístico extrapolable a algunas áreas de la economía pero no a todas. Así que, ya sabes, la próxima vez que lo escuches nombrar, respira hondo, ponlo en cuarentena y disfruta pidiendo al ponente el origen de los datos.

(Autor foto:  F.E. Weaver en Flickr)

No hay comentarios:

Publicar un comentario