miércoles

Vender más allá de la venta

Ya nadie prueba las bombillas antes de que te las lleves. Ni te explica cómo funciona la lavadora o la tele que acabas de comprar. Bueno, nadie no, que el otro día vimos a un vendedor de coches dando una clase magistral.

Hacía como que probaba el coche pero en realidad estaba enseñando a la joven pareja todas y cada una de las funciones del vehículo. Imagina la cara de felicidad de los propietarios.

El comercial actuaba sin prisas, pulsando cada botón como si pudiera romperse, hablando sosegadamente y dejando tiempo para que disfrutaran del momento de estreno. Cada gesto dejaba sentir los especial que era ese coche: un utilitario. Pero es que en verdad no era un coche cualquiera, claro, sino ése que había sido comprado con tanta ilusión y esfuerzo. Cada movimiento reafirmaba la compra, eliminaba cualquier miedo residual sobre la decisión de compra. ¡Cómo no elegir ese coche!

Y tú, ¿cuándo hiciste algo parecido? ¿Por qué no mimas un poco más a tus clientes?

(Autor foto: Hugo90 en Flickr)

No hay comentarios:

Publicar un comentario