jueves

Referencias para conseguir más ventas

No conocemos a nadie al que no le guste ser recomendado. Es uno de esos placeres que no siempre se reconoce pero que invariablemente te deja buen cuerpo y te arregla el día.

En ventas, a las recomendaciones las llamamos referidos o referencias. Cuando un cliente recomienda nuestro producto a un amigo suyo y éste nos compra, decimos que hemos logrado una venta por referido o por referencia (en inglés “referral”).

Ni que decir tiene que este tipo de venta tiene un índice de conversión mayor que ninguna otra. Es como si la venta la hiciera tu cliente. Entonces, ¿qué debes hacer cuando un cliente te recomienda a otro? ¡Acudir “ipso facto”!

Sin embargo, muchas veces demoramos esta tarea y provocamos los siguientes errores:
  • perdemos el ímpetu y la emoción de ser recomendados,
  • enfriamos el cierre que nuestro cliente nos ha preparado,
  • permitimos que la competencia entre en liza,
  • dejamos en mal lugar a nuestro cliente,
  • resquebrajamos su confianza y eliminamos la posibilidad de otros referidos.

Es mejor ponerse en marcha lo antes posible. ¿No crees?

(Autor foto: Leo-setä en Flickr)

No hay comentarios:

Publicar un comentario