martes

Mecheritos y bolígrafos

Mira que nos gusta repartir regalitos. Mecheros, bolígrafos, llaveritos, pitilleras, portafotos, reglas, tarjeteros, memorias usb, agendas, libretas, lápices, gomas, bolsas, globos, caramelos, navajillas, linternas, calzadores, pasadores de corbata, gemelos, monederos, ceniceros, posavasos, gafas, botellitas de licor, figuritas, folletos, estuches, .....¿De verdad nos hacen vender más? 

Pues depende. Hemos estado en tantas ferias de muestras y tenemos tantísimos bolígrafos, que podemos afirmar con gran autoridad que no miramos la marca de la empresa que nos los ha regalado. Tampoco sabemos quién nos dió el mechero. El dinero gastado en ese tipo de merchandising tradicional ha acabado en la basura.

No vamos a llevar unas gafas con la marca de una constructora. Puede que una camiseta pero nunca unos gemelos con su logo. Los globos son para niños, las petacas para adultos. Confundir el segmento es derrochar. También lo es gastarse el dinero en regalos manidos que se reparten a destajo.

¿Quieres triunfar? Pues piensa detenidamente en tus clientes. Haz que tu regalo sea útil y deseable, que no acabe en un cajón o en la papelera. Es mucho mejor regalar a un jefe de obra un flexómetro de 5m que un bolígrafo cromado. Para un portero es más atractiva una mininavaja que un mechero. ¿Acaso no preferirías tú mismo un calendario gigante donde poder escribir a uno que sólo da información? 

El éxito del merchandising no reside en el ahorro de la compra sino en su capacidad de retención y en la visibilidad que tengan los artilugios regalados. Así que ¡piensa en tus clientes antes de encargarlos!

(Autor foto: Rintakumpu en Flickr)

No hay comentarios:

Publicar un comentario