viernes

Vender la cita o vender la venta

Es más fácil aceptar una cita que una venta. Desde esta perspectiva el cliente aceptará una reunión propuesta por ti cuando:

a.- comprenda lo que ofreces y esté interesado, 
b.- comprenda lo que ofreces, no le interese y postergue el momento de decir no.
c.- no comprenda lo que ofreces pero crea que puedes resolverle algún problema que tiene, venga o no a cuento,
c.- no comprenda lo que ofreces y tema el posible enfrentamiento al dar una negativa.

Como ves, surgen varios equilibrios cuando se entrelazan el miedo a enfrentarse a una situación desagradable y tu capacidad para hacerte entender.

Hazte comprender, ayúdale a perder el miedo y no pierdas el tiempo.

(Autor foto: ChrisL_AK en Flickr) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario