lunes

La confianza en ventas


La duración de los contratos ha aumentado. Para aquilatar precios, dicen. Pero el compromiso es bajo. Han incrementado las exigencias de calidad, plazos y demás variables a niveles que sólo se sustentan bajo pilares de relaciones personales, pero no de viabilidad de costes.

Hoy, más que nunca, el contacto personal con el cliente te hará ganar o dejar de perder. En este mundo cogido por los pelos, los traspiés son salvados por la relación de confianza que se mantenga con el comprador. Confianza en el amplio sentido del vocablo. Confianza por la sintonía entre las personas, por la prontitud del servicio, por la calidad contrastada, por lo mecanismos para evitar nuevos problemas, por la responsabilidad de asumir las consecuencias más a allá del restablecimiento de la normalidad.

Son tiempos difíciles y necesitas a tu cliente cerca, muy cerca.


(Autor foto: Victor1558 en Flickr)

No hay comentarios:

Publicar un comentario