miércoles

¿Gestionas las devoluciones?

"Si no queda satisfecho le devolvemos el dinero". De acuerdo. ¿Pero sabes a ciencia cierta cuál es el motivo de la devolución? ¿Te has parado a comprobar si está justificado? ¿Merece la pena defenderlo?

La ley hay que cumplirla. ¡Amén! Sin embargo, muchas veces dejamos pasar la ocasión de ejercer nuestro derecho de réplica para defender la venta. ¿Qué es lo que nos lleva a acatar la caprichosas exigencias de algunos compradores? Podríamos aceptar algunas en función de su fidelidad y su historial de compra, pero no todas por costumbre.

Por muchos gritos que se den, no es admisible que una prenda se devuelva manchada y con mal olor, ni que se pretenda recuperar el dinero de un coche con la puerta rayada. Detectar caraduras es un trabajo para gente experta, así que no te achiques y mantente en guardia.

De otra parte, los datos recogidos nos servirán para analizar las causas reales por las que los clientes desertan. Su estudio nos permitirá reducir el índice de rechazo y afinar, todavía más, nuestros servicios de venta, postventa y fidelización.

¿Cómo lo estás haciendo tú? Cuéntanoslo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario