lunes

Comienza pronto y sé creativo.

¿Cuántas veces has dicho que con presión se trabaja mejor? 

Fíjate en la trampa de tu argumento. Vives en constante urgencia. Prefieres esperar a que tu casa comience a arder antes que apagar la colilla. Te excusas diciendo que no vas a adelantar trabajo para no repetirlo después o para comprobar si de veras era necesario hacerlo.

Lo que necesitas es poner atención en una sóla cosa y dedicarte a ella cuanto antes. Los beneficios de adelantar tareas son mucho mayores que los de rectificar o los de esperar sepa Dios qué cosa. En cualquier caso, enfocarte relajadamente y con antelación en un solo tema te permitirá examinar sus diferentes aspectos e implicaciones y pergeñar varias soluciones entre las que poder elegir. 

En los momentos de urgencia, en cambio, no tendrás tiempo de pararte a pensar en si tiene facetas ocultas o qué hacer con ellas. Es cierto que tu experiencia te ayudará a resolver con soltura algunas situaciones pero habrás dejado la creativiad fuera del proceso. ¿Te lo puedes permitir?

Creemos que no. Máxime si vas a vender o a  negociar. Para llegar a un buen acuerdo necesitas disponer de toda la información posible y preparar el mayor número de alternativas. Así que no esperes al final y hazlo cuanto antes.

(Autor foto: Return the sun en Flikr)

No hay comentarios:

Publicar un comentario