lunes

Jugando al despiste

Christofer Chabris y Daniel Simons, los autores del vídeo que has visto y del libro "the invisible gorilla", demostraron que somos completamente ajenos al cambio si éste se produce lentamente y nuestra atención descansa en otra parte. Dicho de otra forma: nuestra atención es selectiva.

Es verdad. Somos animales bastante imperfectos. Por eso tenemos que estar avisados y prevenir, en la medida de lo posible, los errores provocados por nuestras limitaciones.

Pero también podríamos aprender a sacarle provecho. Algunos vendedores lo practican constantemente. De pronto aparecen en la vida de su cliente y sin forzarle, suavemente, de a poco, se convierten en un proveedor preferente. Son los vendedores que buscan relaciones a largo plazo, son los que llegan a Mr C por el largo camino de la paciencia y la complicidad con quienes le rodean. No hacen ruido, evitan que la atención se centre sobre ellos hasta que llegue el momento oportuno. Pero justo en ese instante, cuando son necesarios, la red de influencia está tejida y el comprador cae completamente satisfecho.

¿Cómo lo harías tú? ¿Recuerdas algún caso parecido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario