domingo

¡Defienda su puesto, soldado!

Conseguir un cliente es caro. Eso es un hecho contrastado. Si la relación comercial está basada en un contrato a largo plazo, el coste es muchísimo mayor.

Los contratos a largo plazo son activos que se compran y se venden. Dicho de otra forma, si vendes tu empresa te pagarán por lo que valen tus contratos en el presente y en el futuro.

Si el contrato conlleva exclusividad, como suele suceder con algunos mantenimientos o servicios profesionales, una estrategia de venta cruzada puede incrementar el valor a más del doble del valor nominal.

Es decir, que cuando un cliente se va con otra empresa se lleva un trozo de la tuya. Visto así duele más. ¿Verdad? PUES DEFIENDE TU PUESTO, SOLDADO.

(Foto de USAG - Humphreys en Flickr)

No hay comentarios:

Publicar un comentario