jueves

Una cita a solas

Mira tu agenda. ¿No ves nada extraño? Fíjate bien. Tienes programadas las próximas semanas y tu nombre no aparece por ningún lado. ¿Acaso no tienes nada que decirte?

Tu negocio es el más importante de todos. Si lo descuidas no podrás ayudar a tus clientes. Ellos necesitan lo mejor de ti. Engrasa la maquinaria. Mejora tus conocimientos, tus aptitudes, tus habiliadades, relaciónate. Dale otra vuelta a lo que ofreces. Estudia los resultados con ojos de consultor externo, sin pasión, fríamente.

Prepara una cita a solas contigo. Posiblemente la mejor cita.

(Autor foto: woodleywonderworks en flickr.com)

2 comentarios:

  1. Sabia reflexión que demasiada veces se pasa por lo alto. ¡Tomo nota!

    ResponderEliminar