miércoles

Tu manual de ventas

Puede que tu empresa no te lo haya dado. Posiblemente no lo tenga. Pero quieres hacerlo bien. Sabes que un manual de ventas sólo es un diario personal de éxitos y fracasos. ¿Por qué no hacerlo tú?

Cuando hagas un cierre apúntalo; cuando no, también. Apunta las quejas y las soluciones. Pregunta a tus clientes qué beneficios han encontrado. Escribe cómo funciona la competencia. No olvides nada. Remarca las sensaciones, las intuiciones y los aciertos. Tu información es oro que que se revaloriza con el tiempo.

Haz cada semana una recopilación de lo aprendido. Saca conclusiones, líneas maestras. Destapa los errores y ponte objetivos personales de superación. Traza el camino. Lo demás caerá por su peso.

(Autor foto: Grannies kitchen)

No hay comentarios:

Publicar un comentario